Ciclo productivo de la avicultura

Para comenzar, recordemos que la avicultura se refiere a toda actividad de criar y cuidar especies avícolas (pollos, gallinas, faisanes, codornices, patos, pavos, etc), también se encarga de su explotación comercial.

El día de hoy vamos a hablar de este ciclo, y con esto nos referimos a la secuencia de periodos productivos desde que el ave nace hasta que está lista para el mercadeo y nuestro consumo.

La primera etapa, sin importar qué especie avícola sea, es la incubación, el proceso de producción. En esta etapa se producen huevos fértiles que serán incubados por un par de semanas hasta su eclosión, los polluelos permanecen un par de días en condiciones controladas de humedad y temperatura, luego son clasificados en machos y hembras, las aves sanas siguen el proceso y serán vacunadas.

Luego, para la explotación comercial hay dos variables, la producción de huevos o el proceso de engorde, para obtener carne de ave.

Producción de huevos: Se reciben pollitas, las cuales son criadas y levantadas con un concentrado especial, una vez alcanzan la edad propicia para producir huevos, se ubican en galpones o jaulas donde se inicia el proceso de producción del huevo, este se clasifica por tamaño, calidad, color y aspecto y está listo para ser comercializado.

Proceso de engorde: Se reciben pollitos o pollitas, son criados en condiciones controladas por aproximadamente 6 semanas, en esta etapa son alimentados con pienso especial para engorde. Luego de alcanzar un peso deseado las aves están listas para la clasificación, el faenamiento y posteriormente la venta.

Para tener buenos resultados en el ciclo productivo avícola se deben tener en cuenta cuatro factores: La raza, el control sanitario, el manejo que se le da a la explotación y el alimento; este última es muy importante y es por esto que en CIPA hemos creado concentrados especialmente pensados en cada una de las etapas del proceso avícola para obtener mejores resultados.

About Author

Connect with Me:

Deja un comentario