Cuidados de los caballos viejos

Reza el refrán popular: “tres años dura una gallina, tres gallinas duran un perro, tres perros dura el caballo y tres caballos dura el amo” Haciendo las matemáticas correspondientes sería algo como: la gallina dura tres años, un perro llega hasta 9 años, un caballo podría llegar hasta los 27 y el amo de estos vivirá hasta los 81. Claro que todo esto es relativo y existen sus excepciones.

Un caballo se considera maduro cuando termina de mudar sus dientes, esto ocurre a los 5 años aproximadamente; y su vida útil está determinada por muchos factores, como la raza, salud, cuidados que recibe, trabajo que realice y por supuesto, la alimentación que llevo durante toda su vida.

¿Cómo identificar un caballo viejo?

  • El cambio de pelaje, este pierde el brillo, comienza a tener canas en la cara y extremidades, los caballos de pelaje oscuro se tornan blancos y en algunas zonas se comienza a despigmentar.
  • Problemas con la dentadura, en algunas ocasiones los caballos comienzan a perder dientes.
  • Disminución o perdida de la visión.
  • Perdida de tono muscular, siendo más pobre la musculatura del dorso y la grupa.
  • Marcación de los huesos, especialmente los de la cara.
  • El labio inferior se ve colgar porque ha perdido el tono muscular. El desgaste de la mandíbula inferior tiene como consecuencia la pérdida de apetito, y por esto comienza a bajar de peso.
  • Poca firmeza en el cuello.
  • Desgaste de las articulaciones, a consecuencia de esto, el caballo se ve un poco lento y más tieso.

Para determinar la edad exacta del caballo es necesario revisar la mandíbula; los dientes se van alargando, el ángulo lateral de los incisivos se hace más agudo y su superficie dentaria se hace triangular.

Después de cierta edad, cuando los caballos comienzan a mostrar estos símbolos de vejez, es necesario darles cuidados y tratamientos especiales:

  • Protégelo del clima con mantas o ventilación según haga frio o calor.
  • Suminístrale alimentos altamente digestibles de fácil masticación con fibras de excelente calidad.
  • En caso de que le falte algún diente se puede recurrir a humedecer los alimentos para ayudarlos.
  • Aportar la proteína, minerales como el calcio o el fósforo a través de los suplementos alimenticios.
  • En esta etapa de la vida, los planes de desparasitación deben ser rigurosos para evitar problemas en la absorción de los alimentos.
  • Desde el punto de vista emocional también se debe apoyar desde pequeños detalles como el baño y cepillado, inclusive que este en compañía de otros animales.

About Author

Connect with Me:

Deja un comentario