Principios básicos del bienestar animal

bienestar animal

El crecimiento demográfico de la población mundial se ha visto en reflejado en un crecimiento exponencial en el consumo de carnes, sin embargo, resulta interesante que también se ha aumentado la inclinación hacia un buen trato, hacia el bienestar animal.

Ganadería, cunicultura, piscicultura, porcicultura, avicultura, todos tienen en común el dedicarse al cultivo de animales, de diferentes especies, en todas las etapas de la cadena productiva, es decir, desde la cría y su permanencia en la granja, hasta su eventual transporte y sacrificio.

En las últimas décadas, agrónomos y científicos han elaborado múltiples estudios que arrojan como resultados, que las buenas prácticas de bienestar animal no solo son un deber ético, sino que contribuyen a mejorar la productividad y dan un valor agregado importante al producto final; inclusive en algunas partes del mundo, esas buenas practicas hacia los animales son requisitos indispensables que deben implementar en su producción para poder comercializar las carnes o derivados de estos animales.

La Federación Colombiana de Ganaderos –FEDEGÁN (https://www.fedegan.org.co/) – es la encargada de promover y difundir en nuestro país las buenas prácticas de bienestar animal en los criaderos, empresas transportadoras, plantas de sacrificio y el consumidor final, quien es el encargado de exigir y pagar por un producto de calidad.

Pero, ¿qué es el bienestar animal? Según la Organización Mundial de la Salud Animal (https://www.fawec.org/es/fichas-tecnicas/23-bienestar-general/21-que-es-el-bienestar-animal) , podemos decir que un animal está bien cuando está sano, confortable y bien alimentado, puede expresar su comportamiento innato, y no sufre dolor, miedo o estrés.

Podemos ver reflejado este bienestar en el animal cuando se cumplen 3 principios básicos:

  •  El animal no sufre sed, hambre o malnutrición, ya que tiene acceso a agua y una dieta de concentrado adecuad o a sus necesidades específicas.
  • El animal no sufre porque se le proporciona un ambiente adecuado, incluyendo refugio ante la lluvia o el sol excesivo, además, tiene un lugar donde descansar.
  • El animal no sufre lesiones o enfermedades gracias a la presencia de especialistas que le brindan una prevención adecuada, o dado el caso, un tratamiento rápido.
Connect with Me:

Deja un comentario